UNAC
Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter Siguenos por RSS
IREC

El IREC: Ciencia multidisciplinar para una caza sostenible

El medio natural está sujeto en estos tiempos a cambios continuos debido a la acelerada transformación a la que el hombre somete al planeta.
viernes, 27 de noviembre de 2015

Los avances tecnológicos en todos los ámbitos de la vida tienen en mayor o menor medida alguna consecuencia en el medio ambiente. La transformación que sufren los ecosistemas debido a las crecientes necesidades en recursos naturales acaba afectando a numerosas especies de animales silvestres. El papel del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC) es precisamente investigar acerca de la gestión de los recursos cinegéticos y la fauna silvestre en un medio ambiente cambiante y sometido a múltiples factores de estrés como es el actual. Por lo tanto, el objetivo del IREC es aportar conocimiento científico sobre nuestro medio natural en su conjunto que pueda servir para gestionarlo correctamente asegurando también su conservación para futuras generaciones.

El IREC es un centro de investigación multidisciplinar, que depende del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Universidad de Castilla–La Mancha (UCLM) y la Junta de Comunidades de Castilla–La Mancha (JCCM). Dispone de dos sedes, una en el Campus Universitario de Ciudad Real y otra en el de Albacete, ya que parte de los investigadores del centro son además profesores de las Escuelas Técnicas Superiores de Ingenieros Agrónomos de ambos Campus. Además de profesores universitarios, en el IREC trabajan investigadores del CSIC, que es el principal organismo público de investigación en España. De esta forma son 20 los investigadores de plantilla que junto a investigadores post-doctorales contratados, becarios pre-doctorales, técnicos de laboratorio y administrativos suman un total de 75 personas trabajando en el Instituto.

Los tres pilares del IREC son la investigación, la formación y la transferencia de conocimiento. La investigación se desarrolla a través de proyectos financiados por organismos públicos y privados nacionales e internacionales. La transferencia se lleva acabo mediante contratos con empresas y administraciones públicas, con la producción de patentes, con la puesta en marcha de empresas “spin-off” capaces de aplicar los conocimientos obtenidos mediante la investigación y con la difusión del conocimiento al conjunto de la sociedad. Finalmente, la formación de nuevos investigadores se desarrolla mediante la docencia de postgrado con el Máster Universitario en Investigación Básica y Aplicada en Recursos Cinegéticos y el Programa Doctorado en Ciencias Agrarias y Ambientales, ambos en el marco de la UCLM.

Son cinco los grupos que actualmente desarrollan la investigación en el IREC, abordando temas que van desde la investigación más básica orientada a descubrir nuevos aspectos de la evolución y la ecología de las especies, hasta investigaciones más aplicadas enfocadas a la gestión de la caza y sus enfermedadeso la conservación de especies protegidas:

El grupo de "Gestión de Recursos Cinegéticos y Fauna Silvestre" estudia, entre otros temas, las relaciones entre distintas actividades humanas (como la agricultura y la caza) y la fauna silvestre, para conseguir un uso sostenible de los recursos naturales. La aproximación a este objetivo es multidisciplinar: la ecología de poblaciones y ecología aplicada son el eje central de los estudios realizados en este grupo, pero incluyen también la genética de conservación, la ecología del comportamiento o los aspectos socio-económicos de la caza y el medio rural. En este contexto, destacan los estudios sobre la perdiz roja y la relación entre agricultura, gestión cinegética y las tendencias de las poblaciones de esta emblemática especie; los estudios sobre la ecología de depredadores y los efectos del control de estos en los ecosistemas; o estudios sobre los conflictos sociales y de conservación que surgen de la gestión de ciertas especies, como los topillos, los conejos o los depredadores.

El grupo de investigación “SaBio (Sanidad y Biotecnología)” aporta soluciones innovadoras para la fauna silvestre y la ganadería extensiva, que abarcan desde la biotecnología reproductiva al desarrollo de vacunas. Un ejemplo es el control de la tuberculosis animal. Esta enfermedad crónica y transmisible al hombre causa enormes perjuicios al sector ganadero extensivo, condicionando la viabilidad de muchas explotaciones. Al tratarse de una infección multi-hospedador, su control debe abarcar a todas las especies domésticas y silvestres que contribuyen a su mantenimiento. La tuberculosis afecta igualmente al subsector cinegético y a la conservación de especies emblemáticas. Otro ejemplo es la innovación en tecnología reproductiva, que permite contribuir a la conservación de especies amenazadas o mejorar la producción de especies cinegéticas asegurando sus características genéticas y sanitarias. En el campo puramente biotecnológico, el IREC es un centro puntero en la aplicación de las nuevas herramientas moleculares a la investigación epidemiológica y al desarrollo de vacunas.

El grupo de investigación en “Ciencia Animal Aplicada a la Gestión Cinegética” tiene como objetivo general llenar el espacio que ecólogos de campo y científicos de producción animal han dejado entre sí, con el fin de evaluar los efectos que tiene la gestióncinegética junto con otros factores ecológicos sobre diversos aspectos de la vida de los ungulados silvestres, como puede ser su estado nutricional y el esfuerzo fisiológico que representa la reproducción, la lactación o el desarrollo de la cuerna. Un objetivo más específico es el de estudiar los distintos factores que afectan al desarrollo de la cuerna de los ciervos como trofeo. El análisis de la composición mineral y su relaciones con el tamaño de la cuerna y sus propiedades mecánicas permite no solo detectar deficiencias nutricionales, sino que como hueso que es, podría tener implicaciones para entender enfermedades óseas en humanos.

El grupo de “Biodiversidad Genética y Cultural” trabaja en la documentación de aspectos sobre ecología, distribución y demografía de las especies animales y vegetales y su posible relación con el mantenimiento de niveles críticos de variabilidad y flujo genético de las poblaciones naturales. Es decir, plantean en qué medida los organismos están adaptados a cambios ambientales y si hay una manera de prevenir su extinción. Uno de los objetivos concretos de este grupo es el desarrollo de técnicas para estudiar la estructura genética de poblaciones silvestres, que pueden ser usadas después para estudios relacionados con la evolución de las especies o para aspectos más aplicados como pueden ser pruebas forensescon el fin de identificar restos animales, para establecer relaciones familiares entre individuos o para estudiar la hibridación de especies. Este último es precisamente el caso de la perdiz roja, que como este grupo ha observado presenta un grado de hibridación con la perdiz chúkar a consecuencia de las sueltas desde granjas cinegéticas.

Por último, el grupo de “Toxicología de Fauna Silvestre” trabaja en la evaluación de la exposición a diferentes tipos de tóxicos en los animales salvajes y el ganado, así como en los efectos que pueden tener en el individuo, en la conservación de las poblaciones y en los aprovechamientos de dichos animales como recurso natural. En este sentido, se estudian también las implicaciones en seguridad alimentaria que los contaminantes ambientales suponen para los consumidores de carne de caza. Los conocimientos obtenidos permiten desarrollar estrategias para la reducción de riesgos y llevar a cabo un mejor aprovechamiento global de los recursos naturales. Entre los temas concretos de investigación del grupo se encuentran el estudio de la contaminación por metales pesados, tanto debido a la actividad minera como por la munición de plomo; el estudio del efecto del uso de plaguicidas en el medio agrícola, como por ejemplo las semillas blindadas; la monitorización de contaminantes persistentes en especies bioindicadoras; el diagnóstico de las intoxicaciones intencionadas por uso ilegal de veneno; y el estudio de la ecología de los brotes de botulismo de aves acuáticas, frecuentes en verano en los humedales manchegos.

En suma, pues, el IREC nació con la misión de generar y difundir el conocimiento científico que permita mantener un equilibrio entre caza y conservación, de forma que se pueda asegurar en base a conocimientos científicos la más correcta gestión de este recurso natural y del medio ambiente en su conjunto.

FUENTE: LANZA DIGITAL

 

 

Archivado en:  otras noticias,

 

Unión Nacional de Asociaciones de Caza (UNAC) unacaza@gmail.com

Inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con el número: 586707

Código de Identificación Fiscal (C.I.F.): G-97716351

Dirección de correos: Apartado Postal 140 AP, 41940 Tomares (Sevilla).

© UNAC 2008 - 2017