UNAC
Siguenos en Facebook Siguenos en Twitter Siguenos por RSS
ADECANA

LOS CAZADORES DE GALLIPIENZO TRABAJAN EN DEFENSA DEL MEDIO AMBIENTE

La Sociedad de Cazadores de Gallipienzo, en colaboración con ADECANA, no solo gestionan el coto de caza que tienen adjudicado, sino que junto con la Sección de Hábitats del Departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Gallipienzo trabajan para mejorar el hábitat para la fauna silvestre, y con ello la querencia y supervivencia de especies en peligro de extinción como es el águila de Bonelli, o comúnmente llamada perdicera.
miércoles, 30 de diciembre de 2015



LOS CAZADORES NO SOLO CAZAN SINO CONSERVAN Y MEJORAN EL HABITAT Y SUS ESPECIES

Frente a lo que pueda creer por desconocimiento de la realidad, muchas de las 200 sociedades de cazadores que hay en Navarra no se limitan a cazar en sus cotos, sino que durante todo el año diversas actuaciones en defensa del medio ambiente y la pervivencia de las especies tanto protegidas como cinegéticas, convirtiéndose en el mayor colectivo de conservacionistas que hay en nuestra comunidad foral que trabaja a favor de la naturaleza, y por todo ello, desde Adecana, que en sus estatutos uno de sus principales fines es realizar actividades que redunden en actividades que redunden en la mejor protección, conservación y mejora del medio ambiente, se promueven y apoyan actividades de este tipo que realicen sus socios.

Su nueva junta directiva, presidida por Mauricio González Legac, que a su vez es el representante de zona en la Comisión Asesora de Caza, y por su secretario Jesús Irazola, apoyados por el resto de su Junta Directiva, de forma conjunta con la Sección de Habitats del Gobierno de Navarra a través de su bióloga Gloria Giralda, de Viveros y Repoblaciones por parte del encargado del proyecto Life Alfonso Llamas, y con el Ayuntamiento de Gallipienzo encabezado por su alcaldesa Carmele Iriguibel colaboran en el Proyecto de la Comunidad Europea Life Bonelli, trabajando conjuntamente en la elección de un emplazamiento junto a una balsa de agua donde el Departamento de Medio Ambiente han construido un palomar cuyas aves van a servir de alimento a esta ave rapaz en peligro de extinción, y a su vez la sociedad de cazadores ha incluido estas zonas en el refugio de caza menor del coto de Gallipienzo para beneficio de las aves que habitan en estas zonas.

LAS LABORES SE CENTRAN EN LA CONSTRUCCION DE UN PALOMAR Y EN DESBROZAR FINCAS LLENAS DE MATORRALES SEMBRANDO EN ELLAS CULTIVOS ECOLOGICOS

En estas mismas zonas, tras desbrozar una serie de fincas de matorrales que se habían apoderado de ellas, se han sembrado para alimento para las palomas sembrando campos de girasol en primavera, y siembras de otoño que ayudaran a aquerenciarse en la zona a las palomas en ellos.

Estas siembras son de gran importancia para la mejora del hábitat, ya que no solo ofrecen alimento para todo tipo de especies durante gran parte del año, tanto en verde como en grano, siendo un medio propicio para del desarrollo de vegetación adventicia y de insectos que les sirven a todo tipo de animales de alimento, sino que además pueden tener una función disuasoria de los daños que puedan producir los animales, atrayendo a estas zonas, y no a otros cultivos de mayor importancia económica, a especies cinegeticas como es el caso de jabalíes y corzos, reduciendo con ello los daños que se puedan producir en cultivos colindantes

Las parcelas comunales pertenecientes a la corraliza de Valdescura, la cual estaba abandonada, han sido arrendadas por los cazadores al Ayuntamiento de Gallipienzo, recuperando unas zonas abandonadas contratando para ello a agricultores del pueblo que hacen cada año la preparación y laboreo de las mismas mediante el tradicional “año y vez” que es mucho menos agresivo con naturaleza, mejorando el hábitat de la zona y por lo tanto defendiendo la fauna de esta zona. Las tierras particulares han sido cedidas por los herederos de Eugenio Ferrer que altruistamente las han cedido a los cazadores, sembrándose veza y guisante sin emplear ningún tipo de abono o fitosanitarios ni cosechar sus frutos, a fin de que la semilla que queda vuelva a crecer de forma natural y totalmente ecológica.

También se han realizado desbroces en zonas del coto para poder plantar especies que sirvan de alimento a la fauna.

Con estas siembras y desbroces, en terrenos particulares y en el comunal se pretende mejorar el hábitat para la fauna silvestre en especial los conejos, perdices y palomas que a su vez ayuden a servir de alimento del águila de Bonelli.

Gracias al trabajo que se lleva realizando por parte de la administración y los cazadores en este y otros cotos a lo largo de estos años se está consiguiendo mejorar el hábitat de la zona de campeo y cría de esta ave rapaz y resto de especies protegidas y cinegéticas que tiempo atrás, cuando el hábitat de la estepa cerealista navarra estaba mucho menos deteriorado que en la actualidad existiendo en número mucho mayor que ahora, y para ello el trabajo del colectivo cazador es fundamental para conseguirlo.

 

 

Archivado en:  noticias asociaciones,

 

Unión Nacional de Asociaciones de Caza (UNAC) unacaza@gmail.com

Inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con el número: 586707

Código de Identificación Fiscal (C.I.F.): G-97716351

Dirección de correos: Apartado Postal 140 AP, 41940 Tomares (Sevilla).

© UNAC 2008 - 2017